15.09.2016

(Buenos Aires, 15 de septiembre de 2016) “El objetivo es reducir la cantidad de muertes y heridos graves” en situaciones de tránsito, sostuvo ayer Roque Portillo, del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), durante una disertación sobre el sistema de gestión de la Seguridad Vial ISO 39001, dictada en la 10ª Expo Transporte y 12ª Expo Logísti-K, que se llevan a cabo hasta hoy en el predio La Rural, de Palermo, Ciudad de Buenos Aires.

Ante un auditorio colmado por transportistas, operadores logísticos y dadores de carga, Portillo estimó que mueren 1,3 millones de personas por año en el mundo. “Los gobiernos no pueden lograr las reducciones de muertes y heridas por sí solos”, manifestó y consideró que es necesario el aporte de la ciudadanía.

La norma descripta provee la oportunidad de reducir y eliminar la incidencia y el riesgo de muerte y lesiones graves referidas a los siniestros de tránsito. Para eso, los aspectos principales aspectos que abarca son conocer el contexto donde se desempeña la organización; pone el foco en la alta dirección de las empresas a la hora del liderazgo de los sistemas de gestión nuevos; en la anticipación de los riesgos, su identificación y tratamiento; y en los procedimientos ante accidentes.

“No hablamos de cero accidentes porque no hablamos de utopías”, concluyó Portillo.